miércoles, 8 de agosto de 2018

Maestros organeros en la villa de Las Brozas






         Cada verano me paso por la muy bien cuidada biblioteca municipal de la villa cacereña de Las Brozas, situada en lo que fuera colegio de las monjas carmelitas de Orihuela, y lugar donde residiera durante, al menos tres años, el insigne gramático Elio Antonio de Nebrija. Aún quedan rescoldos en el sitio de tanta sabiduría. Muy bueno sería colocar una placa de granito, similar a la que figura en la casa natal del gramático Francisco Sánchez de las Brozas, en la fachada del lugar para recordar a propios y extraños que “En este lugar residió con su familia el autor de la Gramática Española de la Lengua Elio Antonio de Nebrija”.


         Pues bien, como decía cada año me paso por la biblioteca y recojo algunos libros que tengan que ver con Extremadura. En esta ocasión ha sido uno titulado “Maestros de hacer órganos en la provincia de Cáceres. Siglos XVI – XX”, de Vicente Méndez Hernán y publicado en 2007 por la Institución Cultural El Brocense de la Diputación Provincial de Cáceres. 





          En la contraportada se reseña un resumen del libro en el que se destaca el “vacío documental que sobre algunos de los maestros organeros más importantes que trabajaron en nuestra región, al tiempo que reconstruye proyectos constructivos tan interesantes como el del órgano que la parroquia de Madroñera contrató a finales del siglo XVIII y restauro en el siglo XIX”. Con este trabajo el autor consiguió el Premio Extraordinario de Doctorado.



         Repasándolo muy por encima me encuentro tres citas en tres páginas de Brozas, dedicadas a la familia Amador, maestros organeros, que tenían su taller abierto en Brozas. Aporta el investigador Méndez Hernán que en esta época “se desarrolla el medio registro también denominado teclado partido o quebrado que vino a renovar la nueva estructura renacentista, al permitir que el intérprete pudiera multiplicar y enriquecer los recursos tímbricos del instrumento a su voluntad”. Y habla de la labor de Juan Amador en la iglesia de Santa María de Trujillo, allá por el año 1664, al introducir en esta ciudad el nuevo invento musical.



         El cronista oficial de la ciudad de Trujillo, mi buen amigo José Antonio Ramos Rubio en su libro “Estudio histórico artístico de la Iglesia Parroquial de Santa María la Mayor de Trujillo”, publicado en 1990 por la Caja de Ahorros de Plasencia informa que el maestro Juan Amador “El Joven” se encargó de los dos órganos de este templo trujillano y que se supone que eran de pequeño tamaño, porque ya otro organero, el napolitano Horacio Fabri, se había encargado de realizar uno mayor. A Juan Amador padre e hijo se le uniría otro más José Amador, hijo y hermano de estos, lo que hace presuponer que en el siglo XVIII residían en Brozas tres organeros reconocidos en toda Extremadura.



Según este estudio doctoral, Juan Amador “El Viejo”. Él fue el que introdujo en la región el nuevo sistema del “medio registro”, concretamente cuando trabajaba en 1628 en la parroquia emeritense de Santa Eulalia. Este profesional trabajó en los órganos de Badajoz, Cáceres y Garrovillas de Alconétar. En Badajoz lo hacía en 1610 reparando y afinando los órganos; en 1618 en el que construyera para la iglesia de San Mateo de Cáceres Juan Francisco Fabri, hijo de Horacio. Dos años más tarde trabajaba ya en Garrovillas.



A su vez el 10 de agosto de 1667, Juan Amador “El Joven” se contrató con la iglesia parroquial de San Martín en Trujillo para construir un nuevo órgano que sustituyera al que había hecho Horacio Fabri.  Cuando el maestro de Llerena José Antonio de Larrea y Galarza construye el nuevo órgano de San Martín, el anterior de Amador es trasladado, en el año de 1761, al templo parroquial de la localidad cacereña de Madroñera.



La persona que estudió el órgano en Trujillo fue Carmelo Solís Rodríguez, sacerdote, canónigo de la Catedral de Badajoz y Académico de la Real de Extremadura, con el que me unió buena amistad durante sus intervenciones en los Coloquios Históricos de Extremadura. Su trabajo “Historia del órgano en Trujillo” fue presentada en el V Congreso de Estudios Extremeños en 1976 y publicada en Badajoz por la Institución Cultural Pedro de Valdivia.

lunes, 30 de julio de 2018

La película de Brozas ya tiene título






         El domingo 16 de marzo de 2014, un servidor escribía en mi blog “Cronista de Las Brozas” un artículo titulado “Secuestro en Brozas” primera película extremeña rodada en 1928”.

         El artículo empezaba así:

         Canal Extremadura Televisión ha presentado una primicia cinematográfica. Se trata del primer corto rodado en la región. Allá por los años 1928 o 1930, Herminio Torres, amante de la fotografía y el cine, rodó con sus amigos un corto de varios minutos en la carretera del río Salor, entre Brozas y Aliseda. Como no tenía título por sugerencia de la presentadora del programa "La vida al pasar", Raquel Martos, la he titulado "Secuestro en Brozas".

Para leer el artículo completo picar el siguiente enlace:






Pero esta misma semana, el cronista oficial de la ciudad de Cáceres, mi buen amigo Fernando Jiménez Berrocal, me envía una hoja del periódico cacereño “Nuevo Día”, fundado en 1926 y que dejó de editarse en 1932, en el que se da referencia de una amplia crónica titulada: “Los que son y los que serán los bandidos del Salor”, firmada por Francisco de Montes Bravo.



Es una hoja completa del periódico y aquí resumiremos los temas más importantes.

El primer es el título que le dieron al filme: “Los bandidos del Salor”. Todo ello viene porque un grupo de amigos estaban maravillados de la belleza de la naturaleza en esta parte del río que separa la villa de Las Brozas con Herreruela, en el recodo del puente viejo, que es el que se ve en la película y ese grupo de amigos decidieron hacer un filme en esos espacios naturales.




En la foto, el primero de la izquierda es el Conde de Canilleros


Todos ellos formaron el equipo técnico y artístico y fueron estos: El guión corrió a cargo del poeta cacereño, Miguel Muñoz de San Pedro, el conde de Canilleros y el operador Herminio Torres Cava. El reparto fue el siguiente, según reza la crónica: Don Juan Martín, agricultor y ganadero; señor Torres Cava (Herminio), conde de Ayax; don Miguel Ángel Ladrón de Guevara, don Gabriel Tinoco de Castilla, don Pedro Suárez de Mendoza y el barón de Torre Baza, consejeros del Banco de Extremadura, representados respectivamente por don Miguel Muñoz de San Pedro, don Manuel Flores de Lizaur y Bonilla, don Francisco de Montes Bravo, don Jesús Acedo Lobato y don Pedro González Elviro. El chofer de los consejeros era el señor Gómez Navas.



Los bandidos estaban encabezados por “Cara rajada”, que lo interpretaba Valentín Salgado Domínguez. “Alcaparrón”, Curro Juan Barroso; “Por esos mundos”, Lorenzo Marchena; “Galopín”, Julio Godoy; “Maoliyo Ventolera”, Miguel Ortiz Barrantes; “Francisco Blanco”, Eulogio Pavón; “El Moreno”, Honorato Durán; “El Vigía”, Pedro Romo; “El Lipotimia”, Salomé Torres Cava; “El Milímetro”, Mariano Montes Bravo.

El señor Valiente, que es el jefe de Policía, lo interpretó don Sebastián González. Y como policías, Julián Martínez Pavón, Zoilo Montes Burgos, Nicasio Sánchez Cordero y Pablo Claver Pérez. El jefe del coche de la policía fue el señor Durán Navarro.

Aquí se puede ver la película completa:




Ello me sirvió para que un servidor diera, en el aula del diario “Hoy” dos conferencias, una en Cáceres y otra en Badajoz sobre esta película y una biografía de Herminio Torres cava, quien fue fusilado el 3 de diciembre de 1936 junto a otros ciudadanos españoles por “los rojos”, el mismo día que Pedro Muñoz Seca. Entre mi documentación figuran los nombres de los que le arrestaron en su casa de Madrid por tener entre sus libros la encíclica Rerum Novarum del Papa León XIII.

miércoles, 25 de julio de 2018

El Brocense, en la Biblioteca Nacional de España



        Estos días de asueto vengo trabajando sobre un tema de El Brocense. Para ello me he desplazado hasta la Biblioteca Nacional, sita en el Paseo de Recoletos, junto a la Plaza de Colón, en Madrid.





        Pasé buena parte de la jornada en este bello edificio recorriendo sus pasillos con cuadros de los Premios Cervantes y visitando una exposición dedicada al poeta Luis Felipe. Me gasté buena parte de la mañana en la sala Cervantes, dedicada a los investigadores, y posteriormente, tras el almuerzo en la cafetería, por la tarde, en la Sala General. En esta sala están inscritos los nombres de los grandes escritores españoles de todos los tiempos en las cuatro paredes, emparejados: San Isidoro y Alfonso X el Sabio, Raimundo Lulio y Luis Vives, Cervantes y Nebrija y Lope de Vega y Quevedo. Claro que había muchos más en el techo. No pude sacar la foto porque está estrictamente prohibido copiar un libro y no dejan bajo ningún concepto, usar móvil como máquina de foto. 

       Sin embargo, en la parte de arriba hay 40 nombres de escritores ilustres y allí en una tríada los de la abulense Santa Teresa, y los extremeños Arias Montano y El Brocense. 

        Un pequeño apunte sobre Francisco Sánchez El Brocense (Las Brozas, 1523 - Valladolid 1600). Profesor de Retórica en la Universidad de Salamanca, humanista y gramático. Su obra máxima La Minerva "fue una obra monumental de las que rara vez logra producir el ingenio humano", en palabras de Marcial Solana en su "Historia de la Filosofía Española".

         Como cronista oficial de la villa de Las Brozas, me llevé una gran alegría.

domingo, 8 de julio de 2018

Los judíos en la villa de Las Broças



         La villa cacereña de Las Brozas no fue una excepción en el campo de la interculturalidad de sus habitantes. En la villa, como en casi todas las de Extremadura hubo una comunidad cristiana, otra musulmana y una judía.

         El estudioso del mundo judío en Extremadura es, por excelencia, Marciano Martín Manuel, más conocido como Marciano de Hervás, a quien me encontré recientemente en el VI Congreso del Mundo Judío en Zamora. Ha estudiado las poblaciones de judíos en Hervás, Coria, Granadilla, Plasencia y Trujillo. A la capital castellano-leonesa le llevó a presentar su novela  “La llama azul”, con un tema apasionante del judío imaginario en la historia y en la narrativa extremeñas. Llevó un solo ejemplar de su libro “Abraham Zacuto, el astrólogo de don Juan de Zúñiga”, publicado en 2010.




         Marciano estudia principalmente a don Juan de Zúñiga en el cuatrienio de 1485 a 1488 que es cuando rige los destinos de la Orden Militar de Alcántara y fue su último maestre. Le acompañaban en sus cortes de Alcántara, Brozas, Zalamea de la Serena y Villanueva de la Serena otros grandes personajes de la talla de Elio Antonio de Nebrija; su hijo Marcelo, comendador de la Puebla, y el astrólogo el judío Abraham Zacuto. Fue don Juan de Zúñiga un hombre de letras y también de armas al participar en marzo de 1487 de la conquista de Vélez - Málaga y también de la fortaleza de Málaga ciudad.

         Precisamente para la conquista de estos territorios musulmanes de la Península, Marciano de Hervás indica que los Reyes Católicos solicitaron impuestos “a las comunidades hispanomusulmanas residenciadas en los episcopados de Coria y de Plasencia. Tuvieron que satisfacer a la Corona de Castilla las gabelas extraordinarias para ayudare en la financiación de la campaña bélica contra sus correligionarios musulmanes del Reino de Granada”, según se cuenta en el Archivo General de Simancas, había poblaciones musulmanas en Brozas y otras localidades cercanas como Alcántara, Ceclavín, Valencia de Alcántara, Cáceres y Trujillo, entre otras.

       Igualmente había comunidades judías en estos territorios alcantarinos, como Brozas, Alcántara, Valencia de Alcántara y Gata, según el investigador valentino Francisco Galavís Bueno en su obra “Consideraciones sobre el Barrio Gótico de Valencia de Alcántara”, quien contó con la colaboración de los historiadores Bartolomé Miranda Díaz y Dionisio A. Martín.

         El autor hace una disquisición argumentando Antonio de Nebrija debió pasar, con Abraham Zacuto, una temporada que en Las Broças una temporada entre los meses de enero y febrero de 1487, mientras Zúñiga acompañaba a los reyes por tierras andaluzas. Ambos intelectuales charlarían y discutirían en mi pueblo sobre sus teorías gramaticales y astrales, uno escribiendo allí parte de su Diccionario, como explicaría El Brocense en su prólogo de su obra “Minerva” y el otro tal vez intentando realizar la carta astral de su amo, el maestre alcantarino.

         Algunos expertos consideran que la judería de la villa de Las Brozas se encontraba en una barriada cercana al templo de los Santos Mártires, delimitada por la calle Mártires, Hornos, Capitán Herrera y Cuesta manopla que llegaría hasta la plaza de la Encomienda, incluso alguien delimitó el número de sefarditas en esta localidad extremeña.

         En el reciente congreso de judíos celebrado en Zamora dos expertos, una cubana y un español, la primera en Miami, y el segundo en Jerusalén estudian las genealogías de los judíos sefarditas, uno de los cuales es el famoso cantante israelí David Broza, quien me dijo que su familia poseía la llave de la casa de Las Broças, antes de su expulsión hacia Portugal en 1492.


         Sin duda alguna, estos temas hay que estudiarlos y divulgarlos.

viernes, 6 de julio de 2018

VI Congreso del Mundo Judío en Zamora





        Este finde el viajero ha continuado pateando España. Le ha tocado ir a la ciudad de doña  Urraca, aquella que no se ganó en una hora: Zamora. Se alojó en la Hostería Real de la ciudad, en la Cuesta de Pizarro, 7. Un detalle: el edificio cuenta con uno de los poco lugares judíos de la localidad, un baño judío, o mijhbé, donde los habitantes de aquella casa realizaban sus prácticas religiosas con sus siete escalones. Una maravilla dentro de un edificio privado. Por cierto, mi habitación, la 101, es la única que hay junto al baño. ¡Merecía la pena!. 





       Otro detalle mas, la propiedad aún conserva, en la entrada del hotel,  la placa que le entregué en 2004 como presidente de la Asociación de Periodistas y Escritores de Turismo de Extremadura (APETEX), entidad que tuve el honor de fundar unos años antes, en agradecimiento al recibir a un numeroso grupo de periodistas luso extremeño.

       Vayamos a lo que nos toca, en el novísimo hotel NH, pegado directamente a la iglesia románica de Santa María de la Horta, buena parte del edificio lo ocupó, desde la Desamortización, una fábrica de vinos, que hoy conforman los elementos decorativos del alojamiento.




         El congreso, dirigido por el cubano judío Jesús Jambrina, se abrió con dos conferencias magistrales a cargo de la escritora cubana, residente en los Estados Unidos, Genie Milgrom, quien habló sobre la vida y trayectoria de una familia criptojudía zamorana. Milgrom pertenece a la junta de la Sociedad de Genealogía Judía en Miami y ha sido presidenta de la Sociedad de Estudios Cripto-Judíos.  Por su parte, el cordobés Abraham García, del Instituto de Estudios Sefardíes de la Universidad de Netanya (Israel). García ha sido uno de los primeros españoles cuyo retorno al judaísmo  fue reconocido por los tribunales rabínicos de Israel, donde reside. Expuso el tema "la nacionalidad española y los "anusín", pues es un investigador en el Instituto de Estudios Sefardíes en la Universidad Natania, de Israel, donde está casado y reside. Se dice que son unas 6.000 personas las que ya han recibido la nacionalidad española.

        Durante el congreso internacional, que llevaba por título "Los judíos en el antiguo Reino de León" se expusieron temas tan interesantes como "El idioma leonés", por Alicia Valmaseda; lecturas de poemas judíos españoles por Margarit Matitihau.






        A mediodía hubo un homenaje, en el que tuve el honor de participar a mi amigo Abraham Haim, presidente de los sefardíes de Jerusalén, quien me impuso en Madrid la Medalla de las Cuatro Sinagogas, por sus 40 años ininterrumpidos de intercambio cultural hispano - israelí. (En la foto tres amigos, un judío, un cristiano y un musulmán, mi amigo Hamdi Zaki, egipcio) Participaron en el homenaje personalidades de la talla de Leandro Rodríguez, profesor emérito de la Universidad de Ginebra;   Alfonso Ramos de Castro, presidente de la Fundación "Ramos de Castro", premiado por la UNESCO por ser el organizador de numerosos actos culturales entre ellos el primer congreso internacional de judíos y el médico hispano sirio doctor Ruchdi O. Abordan Chanat, que estos días está sufriendo con la tragedia de su pueblo. Todo ello dice mucho de Abraham Haim, un hombre abierto al mundo cultural de las relaciones que abre puertas. 





        Mi intervención, en tres minutos, sólo tuvo cuatro palabras: Encuentro, cantante, investigación y medalla.

        Encuentro: Abraham y yo nos conocimos en un curso de verano de la Universidad de Extremadura en Barcarrota (Badajoz) en el que sobre el tema los judíos de la Raya luso - extremeña, tema de mi tesis doctoral participamos los dos.

         Cantante: El famoso cantante israelí David Broza, al que conocí en Madrid, tuvo en 2001 el Premio la Tenca de Oro, la fiesta de interés turístico gastronómico de Extremadura que hace años fundamos cuatro personas en Alcántara, estuvo en Brozas y me dijo que conservaba en Israel la llave de su casa en nuestro querido pueblo brocense.

        Investigación. A raíz de esto me comprometí a estudiar el mundo judío en la villa cacereña de Las Brozas y en su comarca.

         Medalla. Agradecí públicamente la imposición, en Madrid,  de la Medalla de las Cuatro Sinagogas a mi amigo homenajeado.


Para saber más de Abraham: 
https://pacorivero.blogspot.com/search?q=Haim
        




        Y también participó en el homenaje ¡no podía faltar! Marciano  Martín Manuel "Marciano de Hervás", el hombre que más sabe de los judíos en esta ciudad alto-extremeña.  Su tema fue "El judío imaginario en la historia y la narrativa extremeña a través de la novela "La llama azul". En 2010 publicó la biografía del judío Abraham Zacuto el astrólogo de don Juan de Zúñiga" que en 1487 andaba por los territorios de la Orden Militar de Alcántara, incluida la villa cacereña de Las Brozas, pero esto... merece otro artículo.


          

lunes, 2 de julio de 2018

Presentación de "El alcalde de Zalamea"

         Esta mañana se ha presentado la obra "El alcalde de Zalamea" en el Hogar Extremeño de Madrid, en la Gran Vía, donde han intervenido el presidente del Hogar, pepe Iglesia, el director de la obra, Miguel Nieto, el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Fuentes, y el actor Juan Diego, padrino del acto, y un servidor que intervino en primer lugar como cronista oficial de Las Brozas (Cáceres)















        A la conferencia de prensa estuvieron varios medios, entre ellos la agencias EFE y Europa Press, además de la SER y la emisora local de TV.  Llamó la atención que esta obra que se viene desarrollando desde hace 25 años intervengan 729 personas del pueblo, todos actores aficionados, que la han llegado a ver más de 100.000 personas y en todos estos años han visitado el pueblo en esta Fiesta, declarada de Interés Turístico Regional y Medalla de Extremadura más de 250.000 personas. Todo un éxito. Este año de 2018 se representará en Zalamea de la Serena del 16 al 19 de agosto, con un presupuesto de 120.000 euros, aportados por la Junta de Extremadura, la Diputación provincial y el Ayuntamiento de la localidad.


NOTA DE LA AGENCIA INFORMATIVA EFE




  El actor Juan Diego, padrino de la representación de "El alcalde de Zalamea"

                  

                   Madrid, 2 julio de 2018 (EFE).- El actor Juan Diego será el padrino de las

fiestas de la localidad de Zalamea de la Serena 2018, donde 719

vecinos representarán la obra más conocida del siglo de oro español,

"El alcalde de Zalamea", de Calderón de la Barca, en su 25 edición,

y constituirán así el montaje teatral "más grande del país".

                   "No hay que tener ningún carné de nada para ser actor, solo

ilusión y talento. Por ello, estoy tan orgulloso de formar parte de

este fundamental espectáculo de lo popular, con tan masiva

participación de un pueblo en lo que es un acto absoluto de alta

cultura", ha asegurado hoy Juan Diego (Sevilla, 1942) durante la

presentación del evento.

                   Del 16 al 19 de agosto, Zalamea retrocede al siglo XVII con una

histórica transformación conformada por teatro callejero, mercados y

gastronomía de época, que giran entorno a esta "majestuosa"

representación que organiza el ayuntamiento del pueblo extremeño.

                   "La participación de todo un pueblo en defensa del honor de una

persona... tiene olor a lo 'nuestro'. Es una obra que refleja ese

hombre que defiende la dignidad y nuestro patrimonio. Encontrarte

años después con una participación de tal fervor me parece

memorable", ha añadido el actor.

                   "El alcalde de Zalamea", el gran drama de honor de la literatura

barroca española, aspira a ser Fiesta de Interés Turístico Nacional.

                   Su director Miguel Nieto, quien lleva a cargo de la obra desde el

primer año, ha ido observando cómo crecía un espectáculo que, al

principio, "apenas contaba con 6 filas" de público y, ahora, ha

llegado un momento en el que no puede expandirla más por "miedo" a

que "se desborden las ramas de este gran árbol".

                   "Hablamos de la unión de muchísima gente trabajando por una meta

en común, que viene de todas partes de España, incluso de fuera del

país. Tanto esfuerzo tenía que ser recompensado por un padrino de la

talla de Juan Diego", ha apostillado.

                   Todo el trabajo de "este inmenso elenco" es "altruista", ha

destacado, ya que no cobran nada y afrontan una preparación cercana

a dos meses para la puesta en escena, excepto para los "veteranos"

de la casa, como Pedro Crespo, que lleva 24 años ejerciendo su papel

en las tablas.

                   "Este es un ejemplo de que la buena cultura no solamente se

encuentra en los grandes museos, también está muy presente en los

pueblos de España", ha apuntado el alcalde de Zalamea de la Serena,

Miguel Ángel Fuentes.EFE

                   bpm/fg





Más información: www.zalamea.com .
Puedes reservar tu entrada llamando al Centro Cultural  924 780 153














El alcalde de Zalamea







Hogar Extremeño de Madrid


2 de julio de 2018


            He tenido la oportunidad de ver, hace ya años, la representación de “El alcalde de Zalamea” en Zalamea de la Serena. Fue una representación que me encantó porque vi que todo un pueblo se había entusiasmado  con el buen saber de Miguel Nieto y supo encauzar el ímpetu de los amantes del teatro para representar en la villa la insigne obra de Pedro Calderón de la Barca. Esos momentos me recordaron mis días de crítico teatral en el diario Baleares de Palma de Mallorca,  actividad que compaginaba con el subdirector Juan Bonet, padre de la cantante María del Mar Bonet.


            Como extremeño y hombre del turismo, he participado en varias ocasiones en Zalamea de la Serena, un pueblo que tiene uniones históricas con el mío, la villa cacereña de Las Brozas. La primera es la de estar en la provincia de la Serena de la Orden Militar de Alcántara, de la que era  comendador el mayor mi paisano Nicolás de Ovando, primer gobernador español en América, zona de la influencia alcantarina a principios del siglo XVI. La segunda es que, en una serie de villas perteneciente a la Orden Alcantarina,  el último maestre don Juan de Zúñiga apadrinó a uno de los grandes hombres de la cultura española de todos los tiempos: Elio Antonio de Nebrija. Este personaje vivió durante tres años en Brozas y aún se conserva allí su casa palacio, que fue mi guardería hace más de 60 años y sigue siendo guardería del pueblo.
 

            Desde hace un par de años, la Universidad Libre de Infantes, del pueblo ciudarrealeño de Villanueva de los Infantes, viene organizando unas jornadas sobre “El español”, con figuras como Francisco Sánchez de Las Brozas y su discípulo Bartolomé Jiménez Patón.  De aquí que sugiera, como cronista oficial de la villa cacereña, que realicemos más actividades entre Zalamea y Brozas que animen a desarrollar un turismo cultural entre ambas localidades. Sugiero un hermanamiento de Zalamea y Brozas, así como promover la ruta turístico - literaria de Nebrija por Extremadura en la que participaran, además Gata,  Alcántara y Brozas, en la provincia de Cáceres, y Villanueva de la Serena y Zalamea de la Serena, en la de Badajoz. Sugeriría también elaborar cocina del tiempo del siglo XVI, época de Felipe II.


Como extremeño, quiero felicitarles a todos ustedes, empezando por el alcalde que apoya con entusiasmo el festival que este año cumple los 25,  al director  del mismo y a los intérpretes por la buena labor de poner en escena “El alcalde de Zalamea” todo un modelo de la literatura universal por lo que supone la moralidad de todo un pueblo en defender la honorabilidad de su alcalde. Muchas gracias.


Película de El Alcalde de Zalamea rodada en 1973 en Garrovillas de Alconétar. Director Mario Camus, con guión de las obras de Calderón de la Barca y Lope de Vega:



martes, 5 de junio de 2018

Las Brozas de 1927 a 2017


 
Este trabajo ha sido publicado en la prestigiosa Revista de Estudios Extremeños (Año 2017. Tomo LXXIII, Número II de mayo a agosto), el cual nos solicitó su director, Fernando Cortés, a todos los cronistas oficiales de la región para que hiciéramos una radiografía de nuestras respectivas localidades desde 1927, fecha de nacimiento de la publicación hasta el año pasado. Coloco aquí las páginas en el programa  JPG.
 
 
 
Un saludo
 
 
Francisco Rivero
Cronista oficial de Las Brozas