martes, 28 de julio de 2020

Poesías de El Brocense



            Recientemente he adquirido en Madrid un libro de 544 páginas que trata, al final del mismo, de poesías en latín, traducidas al castellano, de El Brocense. Se trata del libro de 1877, titulado “Poesías de Don Raimundo de Miguel, catedrático de Retórica y Poética en el Instituto de San Isidro de Madrid, seguidas de un apéndice que contiene la traducción de los dos primeros libros de la Eneida y varias composiciones latinas del Maestro Francisco Sánchez de las Brozas, vertidas a la lengua castellana en variedad de metros, por el mismo autor”. El libro fue publicado en Madrid por Agustín Jubera, en la calle de la Bola, número 3. El ejemplar, apenas está usado, pues he tenido que abrirle las hojas con un abridor de cartas.


            Entro en internet y aprendo, brevemente, quien es Raimundo de Miguel (Burgos 816 . Madrid, 1878). Se trata de uno de los más grandes latinistas del siglo XIX.  L final del ejemplar que ahora está en mi biblioteca reseña “obras del mismo autor”, de las que destaco dos: Gramática hispano - latina, Teórica práctica, que en 1877 iba ya por su 14 ª edición y el nuevo diccionario latino-español etimológico, acompañado de un tratado de sinónimos.

           
            El libro está dedicado al excelentísimo e ilustrísimo señor don Fernando Álvarez Martínez, diputado en Cortes, presidente del Congreso en 1865, ministro de Gracia y Justicia, presidente del Tribunal de Cuentas y académico de la de Ciencias Morales y Políticas. Y en el prólogo, escrito por su autor en Madrid el 20 de diciembre de 1876, indica que: “hace algunos años que traduje al castellano en variedad de metros, algunas poesías, hasta entonces inéditas, del Maestro Francisco Sánchez de las Brozas, conocidos entre los doctos con el antonomástico y glorioso apelativo de El Brocense. Estas poesías fueron copiadas por mí mismo con la más escrupulosa exactitud del manuscrito que, del propio puño y letra, y procedente de uno de los Colegios Mayores de Salamanca, se conserva en la Biblioteca del Real Palacio; y he creído hacer un señalado servicio a la literatura patria, dándoles cabida en esta Colección para que los amantes de las Letras latinas y de nuestras glorias nacionales  puedan formar juicio del númen poético de aquel insigne Humanista, y saborear las bellezas del texto original, acompaño al pie de la traducción”.

            La razón por la que adquirí este libro es por las 23 poesías latinas, traducidas al español de nuestro hijo más ilustre: Francisco Sánchez de Las Brozas. Hay títulos como “A la muerte del emperador Carlos V”, “A Maximiliano, rey de Bohemia”, “Elogio del Ilustre Alfonso Fonseca”, o “Epitafio para el sepulcro de su primera mujer”. Todos son muy largos. Yo elegí este cortito; está escrito en latín, pero traducido al castellano por don Raimundo de Miguel.  


                               “Elogio de la música”.

            Fue dádiva del Cielo
            De la música el ritmo numeroso
            Que al pobre habitador del bajo suelo
            Y el númen inmortal es delicioso
            Del hombre son encanto
            Las Musas con su plácido embeleso
            Por eso, sí, por eso
            A la música y dulce poesía
            Los griegos la llamaron melodía


Artículo publicado en la revista brocense "Aldehuela" número 220




sábado, 25 de julio de 2020

Ruta de los judíos por el Tajo




            Hace unos día me entero de que la Diputación de Cáceres, a través de la empresa Insertus  https://www.insertus.com/ , que dirige Montaña Granados, va a crear una ruta turístico - cultural de los judíos por la comarca Tajo Salor, concretamente por los pueblos de Brozas, Alcántara y Valencia de Alcántara, destacando y divulgando lo bueno que tiene esta cultura milenaria en nuestro país y más concretamente en nuestra  comarca colindante con Portugal, donde hay dos localidades de gran interés hebraico: Castelo de Vide y Belmonte.



            Coordina esta acción desde el organismo provincial la experta en Turismo Marina del Viejo, con la que tuve una larga conversación muy fructífera sobre el tema.  Ambas, junto a una serie de profesionales del sector turístico de la comarca, están dispuestas a dinamizar al sector empresarial, profesional y laboral del turismo y de la cultura para promover esta singular ruta turística, que al ser un turismo de naturaleza y rural se espera que tendrá mucho éxito en estos desgraciados momentos de la pandemia del coronavirus.

            Y en qué van a consistir las acciones a desarrollar: Dar a conocer el mundo judaico desde un punto de vista divulgativo y ameno, comenzando por los escolares hasta legar a las personas interesadas en una mayor profundidad en los judíos y conocer su importancia en la historia de la región y de la Raya luso extremeña.

            Habrá actividades escolares, populares, culturales, artesanas, musicales, teatrales, poéticas y gastronómicas por estos tres pueblos. Pues lo ideal es desestacionalizar la demanda turística, ofertando esta actividad durante dos fines de semana del primer trimestre del año 2021, cuando el calor no aprieta y hay una buena disponibilidad. Sería en viernes, sábado y domingo, prestando atención al sábado, el día sagrado de los judíos. Asimismo, se estará en contacto con responsables de esta cultura y religión de las dos ciudades judaicas de A Raia portuguesa: Castelo y Belmonte.

            En el campo del teatro se habla de una fiesta de la historia, concretamente de una niña, llamada Sara, que nace en el barrio judío de la entonces aldea de Las Brozas, y que recorre los otros dos pueblos de la comarca, Alcántara, donde se casa, y vive y muere en Valencia de Alcántara, todo ello acompañado de música sefardí.


sábado, 18 de julio de 2020

Las Brozas y La Serena



                Como todos sabemos, la villa cacereña de Las Brozas, la Encomienda Mayor de la Orden Militar de Alcántara, está muy lejos de la comarca pacense de La Serena concretamente 134 kilómetros entre nuestro pueblo y Villanueva de la Serena, la capital del Partido de la Serena de la Orden de Alcántara, pero en el siglo XVI era una verdadera distancia, a caballo. Hoy se hace en menos de dos horas en coche.




            ¿Y por qué todo esto?, pues porque estoy leyendo el libro “La casa y cárcel de gobernación, el palacio prioral. Los edificios del poder de la Orden de Alcántara en el partido de la Serena”, escrito por mi buen a migo Dionisio Martín Nieto, publicado en 2007 por el Centro de Desarrollo Rural de la Serena, la Diputación de Badajoz, la Junta de Extremadura y la UBEX, (Unión de Bibliófilos Extremeños), a la que tengo el honor de pertenecer con el número 38. Este libro recibió el Premio a la Investigación de la Serena y está prologado por otro buen amigo, Bartolomé Díaz Díaz, cronista oficial de la villa de Campanario y presidente del Fondo Cultural Valeria.




            Pues bien, este libro comienza que tras la cesión de la autoridad del maestrazgo de la Orden Militar a los Reyes Católicos por parte de don Juan de Zúñiga, el patrocinador de que Antonio de Nebrija escribiera en Extremadura (y también en su casa de Las Broças, en lo que fuera el colegio de Las Carmelitas) su Gramática castellana. De hecho, este autot púbico su libro “Antonio de Nebrija y sus hijos. Relaciones con Extremadura”, que se presentó hace años /2007) en Campanario y a donde me desplacé desde Madrid para estar presente en tan importante evento. También es autor de otro estudio del personaje Nicolás de Ovando y su desaparecido testamento, desaparecido hasta que él lo ha descubierto y publicado:


            En 1494 Juan de Zúñiga renunció al maestrazgo y se reservó vitaliciamente la provincia de la Serena. Con el tiempo, los Reyes crearon la figura del gobernador para regir estas dos zonas. Mientras que la Serena tenía solo una gobernación, el territorio de Alcántara se subdividió en cuatro zonas: Alcántara, Sierra de Gata, Brozas y Valencia de Alcántara.


            El primer gobernador de la Serena fue el comendador del castillo de Portezuelo frey Gómez Suárez de Moscoso, desde 1504 a 1507 y el último, don Cayetano María de Aguilar, teniente coronel graduado y capitán de la Guardia Real de Infantería, quien tomó posesión el 24 de abril de 1835. Hubo también uno nació en Brozas, don Juan Orive de Salazar, cuyo título es del 10 de noviembre de 1664. Sucedió en el cargo al alcantarino don Pedro Manuel Barrantes Manuel y Aragón, que fue nombrado el 28 de septiembre de 1660 y a nuestro paisano le sucedió frey don Diego de Vera y Alburquerque, natural de Mérida, que juró el cargo el 24 de septiembre de 1668.




            El brocense don Juan Orive de Salazar, como caballero y Visitador General de la Orden de Alcántara, hizo una visita oficial a la villa alcantarina el 23 de junio de 1672, realizada ante Francisco Sánchez Bravo. Este documento, de nueve folios, se halla en el Archivo Histórico Nacional. Posteriormente, en 1678, ordenó, en otra de sus visitas, derribar un muro de la iglesia de Nuestra Señora de Rocamador, de Valencia de Alcántara, un muro que se había levantado en el año de 1599, con el fin de convertir la capilla mayor en una sacristía. “… y reconociendo lo corto que ha quedado el cuerpo de la iglesia, mandé que el tabique arriba referido se derribase y limpiase la dicha iglesia quedando franca la capilla mayor con el cuerpo de ella, y esto se haga con los maravedíes que ha dado D. Fernando de Ulloa Paredes”, Se cuenta en el libro “El libro de Valencia de Alcántara”, publicado en 1908 por Antonio Azuar Martínez. En este templo se había celebrado en 1497, la boda de Isabel, la hija de los Reyes Católicos con el rey de Portugal, Manuel el Afortunado, asistiendo Isabel la Católica, por lo que se la ha denominado “la boda regia” y que se conmemora cada año en la localidad valentina con una celebración festiva.

jueves, 9 de julio de 2020

Reabre el Barco del Tajo



            En estos días de vacaciones, tras la pandemia del coronavirus, se han realizado estudios sociales para saber cómo iban a ser los días de asueto este verano. El Observatour (Observatorio Nacional del Turismo Emisor), patrocinado por grandes empresas del sector, entre otras Iberia, Amadeus, Carrefour, Renfe, Movelia, ReiniziaT y otras, dice que se aumentará la demanda de destinos nacionales cercanos, en plan individual, en pareja o en familia, usando, preferentemente, el vehículo propio hacia destinos más sostenibles y menos masificados, ganando el turismo de naturaleza y el ecoturismo.


            Estos días he recibido dos informaciones de mi tierra extremeña que abunda en esto. Una la promoción que hace la Diputación de Cáceres de ocho carreteras paisajísticas. Enumero seis de ellas y prestaré más atención en las dos últimas, por estar cercanas a mi zona, la villa cacereña de Las Brozas, que está dentro del Parque Natural Tajo Internacional, junto al portugués Tejo Internacional, que es Reserva de la Biosfera por la UNESCO y, por tanto, Patrimonio de la Humanidad… A ello hemos de sumar el anuncio de que, a partir de mañana, día 10, se reabren los viajes en el Barco del Tajo.



Mapa tomado de El Periódico de Extremadura

            Vayamos por partes: La Diputación cacereña invertirá 250.000 euros en promover ocho carreteras paisajísticas, que bien merece la pena recorrer y ver lo que se nos ofrece. 1.- la comarca occidental de la Sierra de Gata. 2.-la ciudad romana de Cáparra y los valles del Jerte y de la Vera. 3.- el Geoparque de Villuercas – Ibores y Jara. 4.- El valle del jerte y del Ambroz. 5.- La singular comarca de las Hurdes. 6.- la zona occidental del Parque de Monfragüe y las dos últimas Herrera de Alcántara a Membrío y de Garrovillas de Alconétar a Zarza la Mayor.


            Y en tres de estas curiosas y singulares carreteras está el Barco del Tajo: El Barco Internacional, que va desde Cedillo hasta la ciudad portuguesa de Castelo Branco, un segundo que recorre los Canchos de Ramiro, en el embalse de Alcántara y el tercero por el Parque Nacional de Monfragüe.  Hay varias rutas, por lo que mejor es consultarla en su página web: www.barcodeltajo.com





                El gerente del Barco del Tajo, Rafael Pintado Martín, me escribe para decirme que “tras el parón del COVID-19, volvemos a navegar con todas las medidas de seguridad. Las embarcaciones se encuentran preparadas y la tripulación formada para esta nueva normalidad. La seguridad se ha convertido en nuestra principal preocupación y se han tomado todas las medidas sanitarias. Además de todas nuestras rutas habituales como el Piscina Praia de Castelo Branco, los cruceros de Monfragüe o el de Los Canchos de Ramiro, hemos diseñado unos cruceros especiales para el COVID 19. Son los: CRUCEROS CONFIANZA. EL TAJO ENTRE AMIGOS. Tras el COVID hemos aprendido a valorar lo realmente importante. La salud, la familia, los amigos, deseamos ser coleccionistas de momentos únicos.

Y para terminar, qui los pueblos más bonitos de Extremadura. Pica este enlace:

https://www.msn.com/es-es/viajes/noticias/los-8-pueblos-m%c3%a1s-bonitos-de-extremadura-para-ir-de-escapada-rural-este-verano/ss-BB1664Fc?ocid=msedgntp

sábado, 4 de julio de 2020

El Corazón de Jesús del cine La Unión

        

          Recibo esta semana en mi casa de Madrid la revista. en papel, que con una tirada de 800 ejemplares, para una población local de 1.850 habitantes, se edita bimestralmente de la villa cacereña de Las Brozas, y llega a todos los rincones de España y algunos países extranjeros. 

       Me refiero al número 219 correspondiente a los dos primeros meses de este año. En él hay un reportaje de este periodista, sobre la cerámica artística del Sagrado Corazón de Jesús que hay en el local que fuera el cine "La Unión", que regentara el párroco don Constantino Calvo Delgado, y al que acudíamos a ver las películas de Chaplin y del Gordo y el Flaco, por una peseta los niños de a para ayudar a la reconstrucción del templo de los Santos Mártires, parroquia que mandaron levantar los Reyes Católicos y que se concluyó bien entrado el siglo XX.


         Hace unas semanas, recibí en mi correo electrónico un mensaje de Gabriel Tovar, de la Asociación Niculoso Pisano, estudioso de cerámica artística, en el que me pedía le diera información del panel cerámico dedicado al Corazón de Jesús situado sobre la puerta de entrada al cine La Unión de Brozas. 




         Como muchos del pueblo conocen, en este lugar el párroco de la iglesia de los Santos Mártires, don Constantino Clavo Delgado, montó un cine para ayudar a levantar el templo parroquial. Fue tanto su celo que, en una entrevista a mi buena amiga Isabel Montejano Montero, periodista de ABC – ya fallecida- le declaró que Hacienda le había puesto una multa porque, tras pagar el alquiler de la película y de la luz, se quedaba con todo el dinero recaudado. Por cierto, con el tiempo fue sede del partido Unión de Centro Democrático, de Adolfo Suárez, cuyo logotipo aún se desdibuja en la fachada, como si fuera una "O". También fue sede del Partido Socialista Obrero Español y, según me recuerda Paco Bazán, el batería de los Delfines, el famoso conjunto musical brocense de los años 70, que uno intento ayudar a crear y hasta conseguir su primera actuación en mi pueblo natal de Hinojal, pero que Dios no me llamó por la música y sí por el periodismo.




         Pues bien, tras este apunte del señor Tovar me puse de inmediato en contacto con algunos profesionales que trabajaron con don Constantino para saber algo sobre este panel cerámico. Por lo que pude saber, el local era propiedad de una familia de Brozas, tía carnal de Fernando Balsalobre, y se pensaba que el Sagrado Corazón sería obra del ceramista Manuel Mariño de Cáceres, pero el especialista es Gabriel Tovar y él desveló el misterio tras pasar un tiempo de estudio en la villa de Las Brozas para estudiar esta cerámica y la del Buen Jesús.


En su escrito el señor Tovar me dijo lo siguiente: Estuve en Brozas, hice algunas fotos y, al ampliarlas, se desveló el secreto: El origen es Triana (Sevilla), la fábrica, Ramos Rejano y el autor, Alfonso Chaves (Bollullos de la Mitación (Sevilla), 1909-Castilleja de la Cuesta(Sevilla) , 1982)”. Del que, por el momento, no sabemos nada es del otro Corazón de Jesús, el que está en la fachada del Ayuntamiento”.  Ante esto, sólo queda decir que intentaremos ayudarle.



En su escrito el señor Tovar me cuenta que “nuestra visita a Brozas fue muy gratificante. Soy extremeño del Norte, de La Vera. Ahora que estamos jubilados, mi esposa y yo, estamos conociendo Extremadura. ¿Para qué ir más lejos? Nuestro “leit-motiv” actual es la cerámica. Por ese motivo habíamos estado en Garrovillas y en Cañaveral. Pero no en Brozas. Ahora, sí. Puede Ud. usar la información y mis fotos. El espíritu de nuestra asociación -Niculoso Pisano- es que las cosas se conozcan, se aprecien y se defiendan, llegado el caso. Todo ello sin ánimo de lucro”.





Y abusando de su bondad es lo que voy a hacer, divulgar lo bueno que tenemos en Brozas y dar un apunte de su asociación, de lo que hace y de quien fue Niculoso Pisano. Siempre es bueno aprender.

    Para ampliar la documentación, diremos que el proyecto Gestoso, puesto en marcha por la web www.retabloceramico.net  y la Asociación Amigos de la Cerámica “Niculoso Pisano”, consiste en la recopilación, análisis, estudio y catalogación de obras de azulejería y cerámica artística de producción trianera correspondiente al periodo que va desde el último tercio del siglo XIX hasta el primer tercio del siglo XX”. Sugiero consultar esta página en internet del Retablo Cerámico y aprenderemos muchas cosas sobre este arte.

Por último, decir que consultando a “don Google”  Niculoso Pisano fue un ceramista italiano, del finales del siglo XV y principios del XVI, viniendo a trabajar a Sevilla, donde tiene una magnífica obra en el Alcázar de la ciudad y que tuve el gusto de visitar una vez más, con motivo del Congreso de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales, celebrada recientemente en Carmona, aunque ya lo conociera años atrás cuando participé como redactor de las conclusiones en el Congreso Mundial de Amigos de los Museos, celebrado justamente en esta ciudad; allí hay un retablo que merece la pena conocer por ser una bellísima obra de arte como lo es también el del Monasterio de Tentudía, en la localidad pacense de Calera de León, que aún no conozco, pero sí me hago la promesa de ir a visitarlo.



domingo, 14 de junio de 2020

Un mapa de Brozas de 1766


Francisco Rivero

Cronista Oficial de Las Brozas




            Estos días de confinamiento en Madrid me sirven para tratar tres temas principalmente: Estudiar como son mis dos pueblos: Hinojal, de nacimiento y la villa de Las Brozas, a donde llegué en 1957… Además, trato los temas profesionales del turismo, con asistencia a videoconferencias que voy como oyente u otras que coordino con líderes del sector turístico español y, a veces, internacional.




            Hoy toca ser localista y voy a hablar de la villa de Las Brozas, de la que me honro en ser su cronista oficial desde hace ya más de 25 años, siendo elegido por unanimidad por los tres grupos políticos que, por entonces, regían mi pueblo: PSOE (gobernante), PP e Izquierda Unida. El tiempo ha pasado y, tras ser el presidente de la Comisión Gestora de la Asociación Extremeña de Cronistas Oficiales, llevo durante dos legislaturas como miembro nacional en la Junta Rectora de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales, cuya presidencia recae en el alicantino Antonio Luis Galiano, quien tuvo el honor de viajar a nuestro pueblo en el homenaje que le organizamos, en 2014, a las Hermanas Carmelitas con motivo del centenario de su llegada al pueblo, ya que su casa central está en Orihuela (Alicante). 



            Ahora toca hablar de Brozas en 1766 y concretamente cómo lo vio uno de los más célebres cartógrafos de mapas de nuestra historia: Tomás López (Madrid 1730 -1802), quien en 1766 realizó un magno mapa de la “Provincia de Estremadura dedicado al Excmo Sr. D Pedro de Alcántara Pimentel, Henríquez, Luna, Osorio, Guzmán, Toledo y Silva, Hurtado de Mendoza, Marqués de Távara, Conde de Saldaña, de Villada y Duque de Lerma, y Grande de España de primera clase y Gentil Hombre de Cámara de S.M. con exercicio. Para la formación de este se ha tenido presente el Mapa manuscrito de D. Luis Joseph Velázquez; el de Maestre de Campo, D. Luis Venegas y nuevamente sujeto a las memorias remitidas por los naturales y a las Observaciones Astronómicas. Dividido en sus Obispados y partidos. Por D. Thomas Lopez. 1766”.

            El mapa se podía comprar en Madrid en casa del autor, en la calle de Las Carretas, frente de la Imprenta de la Gaceta, con todas sus obras.

PICANDO SOBRE LOS MAPAS SE AGRANDAN


            Este mapa se encuentra en la Biblioteca Nacional de Portugal. Lo primero que llama la atención es que no está situado de norte a sur, como es lo normal, sino como echado hacia Castilla la Vieja y en la parte superior Portugal. También me llama la atención que en el norte de la región de Extremadura se mete un pico por la Sierra de Gata, que es de la provincia de Salamanca. Pueblos como Villamiel y Trevejo eran de esta provincia norteña, hasta que en 1833 se conforman las provincias por Javier de Burgos, en 1833. Tomás López propuso, en 1795 al primer ministro del Gobierno de España, el extremeño Manuel Godoy la creación de un Gabinete Geográfico que recogiera toda la cartografía de España existente hasta aquel omento. Al presidente del Gobierno le gustó tanto la idea que le encargó el Atlas Geográfico de España, obra que terminarían ya sus hijos en 1804.





            En el mapa de Tomás López se aprecia en la parte superior del mapa, según se ve, a Alcántara; en la parte baja a Cáceres; a la derecha, a Coria, y a la izquierda Puebla de Obando. Concentrándonos en Brozas hay nombres conocidos: Alcántara, Nuestra Señora de los Hitos, La Mata, Villa del Rey, La Torre de Velvís, La Ribera de San Gregorio, la Ribera de Jumadiel, la Ribera de Araya; la propia finca de Araya, que en su tiempo fuera una encomienda de la Orden Militar de Alcántara, Las Ventas del Madroñal (lo que hoy son las Navas del Madroño), la Sierra de San Pedro, Aliseda… hasta Villar del Rey, ya en la provincia de Badajoz, que aunque aquí este a la izquierda según se ve en el mapa, como todos sabemos está al sur de Brozas.




            Por cierto, lo mejor en un mapa es tirarse un buen rato escudriñándolo y viendo cosas curiosas en él, sobre todos si “solo” tiene la friolera de 254 años.





miércoles, 10 de junio de 2020

Tres fotos aéreas de Brozas



            Ahora que cualquiera tiene un teléfono móvil con el programa Google Maps y puede ver cualquier sitio desde cualquier lugar, es bueno poner ahora algunas fotografías aéreas de la villa de Las Brozas para reconocer cómo trabajaban nuestros antepasados, hasta hace pocos años.




            La primera foto es de 1954, y conserva un sello, a la altura de la carretera de Herreruela, cerca de la peña Gorda, que pone Ministerio de la Vivienda, delegación de Cáceres y en el centro el águila franquista, esta águila según los historiadores que la eligieron es el águila de San Juan, que se mantuvo legal hasta 1981.








            En este fotoplano la escala es de 1/2000 y en él puede verse, si se escudriña con curiosidad, todo el pueblo. A la izquierda está la carretera que va a Herreruela y llega hasta la ermita de San Juan, el monumento más antiguo de la villa y que muy bien debería ser restaurado, algo que ya intentaron el párroco don Gregorio en tiempos del alcalde José Félix Olivenza. La fotografía aérea no abarca todo el caserío. Se distingue la iglesia de Santa María y el Palacio y por el este la casa-palacio de Fernando Burgos, y bajando por la calle Bartolomé Pelayo se llega hasta la Plaza del Coso y San Antón.




            La segunda foto es del año 1961 y también de escala 1/2000. En esta ocasión se puede apreciar en la parte de arriba la plaza de toros, más arriba el parador, el solar donde está ahora Lujoky, la carretera de Cáceres a Alcántara, la fábrica de harina y el solar sobre el que está construido el cuartel de la Guardia Civil, del que ya di cuenta de su inauguración oficial en uno artículo del que paso el enlace por si alguien quiere saber algo más: https://cronistadelasbrozas.blogspot.com/2017/07/inauguracion-del-cuartel-de-la-guardia.html




            En el rodeo, a la altura de la ermita de Santa Lucía, está el sello del Ministerio de la Vivienda. A la izquierda de la plaza de toros el Paseo de los Santos (donde se encontraba la ya desaparecida ermita de los santos Abdón y Senén). Y siguiendo la avenida hacia abajo el gran solar donde estaba instalado el cine Porro, para llegar a la Plaza Nueva (oficialmente Plaza de Ovando), casi sin árboles y la sombra de la Cruz de los Caídos, por lo que se deduce que la foto aérea está hecha por la tarde, una plaza vacía de coches; algunos aparcados cerca del pósito, lo que hoy es La Posada, incluso la típica casa broceña donde se construyó la nueva sede del Banco Popular, ahora cerrado. 




            Siguiendo la Corredera llegamos al templo parroquial de los Mártires que por entonces se estaba construyendo y ampliando, por obra de don Constantino Calvo Delgado con la ayuda de todos los broceños y de lo que sacaba también del Cine La Unión. Por cierto, Hacienda le puso una multa porque no pagaba lo que le correspondía de los impuestos del cine, ya que decía que todo era para la iglesia y que tenía necesidad de dinero para construir el templo. Al final de la calle Sancho se puede ver lo que era el convento de Nuestra Señora de los Remedios, construido a principios del siglo XVII, junto al Cuesta de Manopla, que subiéndola se aprecia la Casa que denominan de la Encomienda, hoy dividida en dos partes, una bien tratada y otra muy estropeada por haber roto la tipología constructiva de la casa típica del pueblo.




            La última foto aérea es de 1972. Lo primero que llama la atención es en la parte de abajo la charca, que si se ve torciendo la cabeza a la derecha parce un perrito En la cola se aprecia el asilo de los ancianos “Condesa de la Encina”.  Un poco más allá la plaza de toros, la carretera, la Plaza Nueva y se desdibuja la torre de Santa María.  Me llama la atención que es el centro de un círculo y las calles salen radiales e allí. En esta foto se ve todo el núcleo urbano… Búsquese casa uno su barrio, su calle y su casa.




            He tenido oportunidad de ir varias veces a América. En varias de ellas, el avión ha sobrevolado una de las aerovías que sobrepasan Brozas y he realizado alguna foto, que he llegado a publicar en mi blog. En cierta ocasión venía desde México junto al escritor catalán, ya fallecido, Manuel Vázquez Montalbán. Ya no tenía diapositivas en mi cámara cuando vi por la ventanilla Brozas y me abalancé a una compañera periodista para que me dejara su cámara y tomar una foto…a unos 33.000 pies, más de 11 kilómetros de altura… Y el resultado está publicado.

SI PICA EN LAS FOTOS DOS VECE SE PUEDEN AGRANDAR