sábado, 23 de febrero de 2019

Una placa para Antonio de Nebrija en Las Brozas






            Desde hace un par de años vengo solicitando verbalmente al Ayuntamiento de la villa de Las Brozas que coloque una placa en la fachada del colegio de las Carmelitas, donde tantos y tantos broceños hemos estudiado de niño. Fue nuestra guardería y colegio de nuestras primeras letras. Gracias a eso se ha conservado la que fuera casa palacio de Elio Antonio de Nebrija, escritor de la primera gramática española de la lengua, donde vivió con toda su familia varios años. Es la única casa que se conserva del ilustre escritor.



            Ahora, a finales de abril, un grupo de lebrijanos, al frente de Jesús Rodríguez del Pozo, organiza una excursión por tierras extremeñas para honrar a su ilustre hijo, Antonio de Nebrija. Éste, al amparo de la Orden  Militar de Alcántara, y bajo la corte de don Juan de Zúñiga, último maestre de la orden, estuvo por Gata, Alcántara, Las Brozas, Zalamea de la Serena, Villanueva de la Serena y Plasencia, donde – a ratos perdidos, diría yo, mientras enseñaba en la Academia, escribió la Gramática y el Diccionario, amén de estudiar otros temas científicos, pues Nebrija también era un humanista y estaba interesado por otras cosas del saber: Teología, Derecho, Ciencias Naturales, Cosmografía. “El otro Nebrija” fue mi ponencia en el primer encuentro que se celebró hace dos años en Zalamea de la Serena, auspiciado por la Fundación “Elio Antonio de Nebrija”, que cuenta con el apoyo del Instituto Cervantes, según me dijo, en su día, en un desayuno coloquio en el hotel Ritz de Madrid el que fuera su director.



            Pues bien, ahora Las Brozas homenajea a este ilustre de la cultura hispana colocándole una placa en lo que es la fachada de su casa-palacio. Se hará con motivo en esa visita que los lebrijanos harán por Alcántara, Brozas y Plasencia, con su alcalde al frente. Es el mejor momento para tal homenaje. Y yo me alegro de haber aportado esa idea, secundada por el alcalde de Las Brozas y por mi amigo Jesús Rodríguez del Pozo, organizador de la jornada homenaje a Nebrija en estas tres localidades extremeñas. Sin duda la placa será un atractivo documental para que los muchos turistas culturales que visiten el conjunto histórico artístico de la villa de Las Brozas se lleven la grata información de que aquí vivió durante muchos años el ilustre Elio Antonio de Nebrija, escritor de la primera Gramática Española de la Lengua, publicada en Salamanca en 1492.

viernes, 22 de febrero de 2019

Cuaderno extremeño para el debate y la acción






            Ayer se presentó en el Hogar Extremeño de Madrid el número 1 del Cuaderno Extremeño para el Debate y la Acción y lleva como subtítulo “De la colonización al emprendimiento”. El número está coordinado por Juan Serna, que fuera consejero de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, y también el primero que dimitió por no cumplirse sus expectativas, con una singular cubierta de Fernando Pulido, donde se ven cerdos ibéricos pastando en una dehesa extremeña. El libro está editado por una nueva editorial de la región: La Moderna. www.librerialamoderna.com 



            En el acto de la presentación del libro estuvieron presentes el economista Ramón Tamames, cuyo padre había nacido en Cáceres; el subdirector general de Servicios y Coordinación del Ministerio para la Transición Ecológica, Manuel Martín Ruiz y el ingeniero superior industrial y experto en las nuevas tecnologías, Joaquín Sánchez Gallego, ambos de Don Benito.



            Tras unas palabras de bienvenida del presidente del Hogar, Pepe Iglesias, intervino Ramón Tamames para recodar sus tiempos por Extremadura, al ser su abuelo maestro de profesión y haber nacido su padre en la ciudad de Cáceres y pasar un tiempo en Garrovillas de Alconétar y Don Benito, recordando sus tiempos de niños  de la Arcadia extremeña, cuando le obligaban a cantar el Cara al sol y leía las novelas de Felipe Trigo, tanto “Jarrapellejos”, “El médico rural” o “En la carrera”, proscritas hasta 1975.



            Menos prosaico fueron sus trabajos por Extremadura cuando fue el enlace entre el Ministerio y el Plan de Badajoz, por el que cobraba 250 pesetas mensuales de finales de los años 50. Y años más tarde, a primeros de este siglo (2001 a 2006) cuando trabajó para el industrial Gallardo que quería instalar la siderurgia y la refinería de petróleo en Extremadura. Recordó la ingente labor histórica de grandes extremeños, como Hernán Cortés, del que este año se cumplen los 500 que conquistó para el imperio español, todo un imperio. Cortés, un estratega, un economista, un historiador y que para algunos mexicanos indigenistas es un don nadie, pero para otros, como el historiador Juan Miralles Ostos, es uno de los padres de la patria mexicana.



            Tras presentar Juan Serna el libro, donde intervienen diez autores con diversos artículos y concluyen con cuatro entrevistas a otros tantos empresarios extremeños que son capaces de innovar con nuevos productos.



            Intervino a continuación Manuel Martín hablando sobre el agua en Extremadura, la región que más agua tiene y que produce cinco veces más energía que la que consume, exportándola a otras partes de España sin que por ello sea beneficiada la sociedad extremeña, pudiéndose regar unas 60.000 hectáreas en la comarca del Tajo - Salor. Incluso en Badajoz, el lago artificial de Alqueva, repartido entre España y Portugal ha sabido crear riqueza a través del turismo, y concretamente del turismo náutico fluvial.



            En el coloquio, mi intervención fue porque si, como dice Manuel Martín, hay tanta agua y tanta energía eléctrica no se crean nuevos territorios de regadíos, con un poco inversión. Comenté ante todos que soy de la villa de Las Brozas, situada a tan sólo 15 kilómetros de Alcántara, cuyo embalse puede tener una capacidad máxima de 3.160 millones de metros cúbicos; es decir unos 500 litros por cada habitante del mundo. El tema es que el agua se puede elevar a unos 30/50 metros de altura con la energía eléctrica que allí se produce y regar los Llanos de Brozas, un territorio que ahora está declarado como una ZEPA (Zona Especial de Protección de Aves), pero que sería interesante que pudiera transformarse en regadíos. Y mi pregunta fue. ¿Si hace unos 60 años, el Estado español fue capaz de invertir enormes cantidades de dinero en construir los grandes embalses de Extremadura, estando España mucho más pobre que ahora, quién ha de hacer la inversión para crear estos regadíos: La región, a través de la Junta de Extremadura; el Estado, con el Gobierno central, o la empresa privada? No me supo contestar, solo nos dijo a todos, que ahora la inversión sería mucho menor.



            Tamames apuntó que Extremadura podría entrar en contacto con los empresarios agrícolas almerienses de El Egido, pues le falta ya terreno donde aposentar sus industrias agroalimentarias; con los de LEPE, incluso con los de una cooperativa de la provincia de Córdoba, que ya ha entrado en territorio del este de Badajoz. El 42 % de los ingresos de Extremadura proceden del Gobierno Central y de la Unión Europea, lo que la hace muy débil en el conjunto de las comunidades autónomas. A lo largo de los tiempos, los distintos gobiernos regionales de Extremadura no han sido nada reivindicativos y se han amoldado a la LOFCA, (Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas) y al dinero que son capaces de “arañar” al Gobierno y a Europa, sin que hayan sido valientes y realicen un Plan de Inversiones en la región.



            Alguien sugirió que habría que crear un nuevo Plan Badajoz, muy distinto al que se diseñó hace 60 años. Este nuevo plan de desarrollo, con las nuevas tecnologías, para la venta de los productos extremeños, según explicó Joaquín Sánchez, podría ser la salvación de la economía de Extremadura y evitar, así, que sus jóvenes, una vez formados, sigan emigrando fuera.

jueves, 3 de enero de 2019

Germán Díaz expone en Villanueva de la Cañada






            El pintor brocense Germán Díaz abre la exposición de sus últimas obras en la sala Aulencia en el Centro Cultural “La Despernada” de Villanueva de la Cañada. El acto inaugural será el próximo día 11 de enero a las 19,00 horas en la calle Olivar número 10 de esta localidad madrileña. 
Teléfono 91 811 70 01.



La exposición, titulada “Entre la realidad y los sueños”, estará abierta del 11 de enero al 2 de febrero, y de 9 de la mañana a las 9 de la noche de lunes a viernes y de 10 de la mañana a las 2 de la tarde los sábados. Los domingos y festivos, la sala estará cerrada.










Germán Díaz tiene su propia personalidad en la pintura, de formación catalana, pero con resonancias extremeñas. Hace años, por sugerencia de un servidor como cronista oficial de la villa, pinto el cuadro de un hijo ilustre, Nicolás de Ovando, primer gobernador en las Indias (1502 – 1509), por orden de los Reyes Católicos, cuadro donado por la Diputación de Cáceres a la villa y que está expuesto a la entrada del salón de sesiones municipal, con ciertos recuerdos dominicanos y de los indios tainos. Yanto me gusta sui cuadro que le encargue otro de manera personal, el de mi señora madre, doña María Cruz Domínguez.

viernes, 28 de diciembre de 2018

La villa de La Brozas en la Biblioteca de Cáceres






        En estos días de las vacaciones de Navidad me he acercado hasta la Biblioteca Pública en Cáceres que lleva por nombre Antonio Rodríguez – Moñino / María Brey, el gran bibliófilo español natural Calzadilla de los Barros (Badajoz), hay un total de 724 referencias bibliográficas dedicadas a la villa de Las Brozas.



        Para mí, es muy interesante, como cronista oficial de la villa, lo que aquí se transcribe, Primero para conocimiento de todos los broceños y hacerlo de una manera divulgativa; otro para un servidor, ya que pretende escribir una crónica más amplia y presentarla en Trujillo a finales de septiembre en los Coloquios Históricos de Extremadura del año 2019 y tercero para ayudar a los investigadores que lean estas sencillas líneas. Siempre hay material para todos.



        Me pongo a mirarlas y la primera que me aparece es “Abono de la hierba que vendió Juan Julián a María Brava en Valdegalindo”, un manuscrito del año 1582, un folio de 32 por 22 centímetros.



        Otro documento interesante es el “Acuerdo por el que se examina y aprueba por los regidores que componen la Junta Consistorial en la ciudad de Badajoz, la petición del cabildo de Manzanete para la concesión de la vecindad en dicho lugar a Íñigo de Argüello, natural del municipio de Brozas”, un manuscrito del año 1567 y que formó parte del archivo de las familias Rocha, Figueroa y Argüello Carvajal.



Este documento procede de la colección de Antonio Rodríguez -  Moñino y María Brey y en el margen consta que la Vecindad del Manzanete (La Roca de la Sierra). Está firmado y rubricado por Gaspar Bezerra, escribano. A principio del texto consta. “Çiudad de Badajoz, lunes y onze del mes de agosto de mil e quinientos y sesenta e siete años”.

       

        Sobre Iñigo de Argüello Carvajal, III Señor de Aldonza hay un total de 100 documentos, Con ellos se podría escribir y documentar muy bien la labor de este brocense.



        Por ejemplo, si uno pone sólo “El Brocense” hay 1.550 títulos, pero eso no cuenta porque aquí entran todos los que proceden de la Institución Cultural “El Brocense” de la Diputación Provincial. Haciendo una búsqueda selectiva, como es: “Francisco Sánchez de las Brozas”, salen ya 80 documentos y si ya uno busca por Sanctius, que era como firmaba en latín El Brocense sólo hay 8.



        Hay varios documentos del tiempo de la vida del propio Brocense, de los años 1580 y 1581, incluso uno de 1582, el famoso comentario de “Las obras del poeta Iuan de Mena, nueuaente corregidas y declaradas por el maestro Francisco Sanchez”, Editado en Casa de Lucas de Iunta en Salamanca.  Libro que poseo, uno de los dos originales que tengo de Francisco Sánchez de Las Brozas.  Y de lo que me siento muy orgullosos.



        Un poco más antiguo es el manuscrito de las “Anotaciones que señalan el sitio que ocupan algunos documentos, encargado en 1672 por Lucía Flores, Vizcondesa de Peñaparda” y que se encuentra en el archivo de mi buen amigo Joaquín González Manzanares, en la Biblioteca de Extremadura



        Si me llama la atención la conferencia que el 16 de mayo de 1958 (año de la muerte del pontífice Pío XII pronunció Idelfonso Alamillo Salgado en la Casa de Salamanca en Madrid sobre “El Brocense; fueron un total de 26 páginas de charla.



        Por último, para todos los que hemos trabajado en la revista “Aldehuela”, diré que aquí están archivados todos los números, Hoy mismo he lanzado la sugerencia de crear una página web y subir allí todos los números escaneados o en “Issuu” de esta revista broceña editada por la Asociación Cultural “Francisco Sánchez de las Brozas” allá por el año 1983.

viernes, 21 de diciembre de 2018

Jornada gastronómica extremeña en Madrid






            Un pequeño grupo de extremeños nos hemos reunido para tomar una copa, y algo más, en un nuevo comercio de productos agroalimentarios de Extremadura. Se trata de la tienda de ibéricos de autor “Escobar y Jerez”, en la calle Doctor Castelo, 17, propiedad de José García Seco, natural de Valencia de Alcántara (Cáceres), en pleno Parque Natural “Tajo Internacional” que junto al parque portugués es el único Parque Natural Transfronterizo de Europa, declarado Reserva de la Biosfera, que muy bien merece la pena visitar, sobre todo en una singular visita hecha en el barco el Balcón del Tajo. Sugiero entrar en estas tres páginas de internet, pues ambos campos me interesan. Uno por ser coautor de un libro sobre el Parque del Tajo Internacional en su faceta y otra por el maravilloso viaje que realicé este verano desde Cedillo hasta Castelo Branco.






            Pues bien, en este centro gastronómico representante de los buenísimos productos agroalimentarios de la comarca del Tajo Internacional, se unen con otros productos rayanos; en portugués “raianos”, como quesos (“queijos”) lusos, o un aceite extraordinario, de la marca “San Andrés” producido, cien por cien natural, en Valencia de Alcántara por la cooperativa San Andrés. www.cooperativasanandres.es  (página en construcción), que yo fui la que me compré para desayunar con tostadas por las mañanas.          


            En la tienda vi productos ibéricos de la zona, como los de “Extrem”, producido en la cercana Herreruela, pueblo limítrofe con la villa cacereña de Las Brozas, de la que me honro en ser su cronista oficial. Por cierto, a mí me lo dio aprobar hace un par de años en la Institución Ferial de Madrid el que fue campeón de España cortador de jamón, un tal Francisco Rivero… y no era mi primo. También vi productos de Mallo, como excelentes patateras producidas en Cañaveral, al mismo borde del río Tajo, en el centro industrial que posee en la A-66.

            En la cata de estos excelentes productos nos encontramos, entre otros, varios  hombres amantes de nuestra querida Extremadura, como Tomás Sánchez, presidente de Loabre;  el secretario de la entidad, Manuel Montejo, con ascendencia brocense; Jaime González, que fuera presidente del Hogar Extremeño de Madrid, acompañado de su esposa; Antonio Carbajal, de Los Santos de Maimona y estudioso de su apellido Carbajal, que ha remontado hasta el siglo XV; Vicente Carrillo, de Guareña, pueblo del poeta Luis Chamizo, autor de La Nacencia, cuyo poema nos recitó, una vez más con éxito un tal Tomás Sánchez;  Pedro Parejo, que fuera durante muchos años, máximo responsable de los restaurantes y productos gastronómicos de El Corte Inglés con cerca de 300 personas a su cargo…


            Probamos unos excelentes ibéricos, sobre todo un jamón de 1.500 euros la pieza…una pasada de bueno y una maravillosa sobrasada con foie, realizada por nuestro anfitrión, José García, quien nos dio una lección de historia al dar a conocer la biografía del brocense Nicolás de Ovando, primer gobernador de América, quien se llevó en su expedición a muchos de los conquistadores extremeños en el Nuevo Mundo... pero estábamos hablando de gastronomía, de la buena labor que vienen realizando los productores de la industria agroalimentaria extremeña.  ¡Como académico de la Academia de Gastronomía de Extremadura este tema me interesa mucho! La jornada concluyó brindando con cava de la tierra "Vía de la Plata".








viernes, 7 de diciembre de 2018

El Sagrado Corazón de Jesús del Cine La Unión








                Hace unas semanas, recibí en mi correo electrónico un mensaje de Gabriel Tovar, de la Asociación Niculoso Pisano, estudioso de cerámica artística, en el que me pedía le diera información del panel cerámico dedicado al Corazón de Jesús situado sobre la puerta de entrada al cine La Unión de Brozas. 



         Como muchos del pueblo conocen, en este lugar el párroco de la iglesia de los Santos Mártires, don Constantino Clavo Delgado, montó un cine para ayudar a levantar el templo parroquial. Fue tanto su celo que, en una entrevista a mi buena amiga Isabel Montejano Montero, periodista de ABC – ya fallecida- le declaró que Hacienda le había puesto una multa porque, tras pagar el alquiler de la película y de la luz, se quedaba con todo el dinero recaudado. Por cierto, con el tiempo fue sede del partido Unión de Centro Democrático, de Adolfo Suárez, cuyo logotipo aún se desdibuja en la fachada, como si fuera una "O".




         Pues bien, tras este apunte del señor Tovar me puse de inmediato en contacto con algunos profesionales que trabajaron con don Constantino para saber algo sobre este panel cerámico. Por lo que pude saber, el local era propiedad de una familia de Brozas, tía carnal de Fernando Balsalobre, y se pensaba que el Sagrado Corazón sería obra del ceramista Manuel Mariño de Cáceres, pero el especialista es Gabriel Tovar y él desveló el misterio tras pasar un tiempo de estudio en la villa de Las Brozas para estudiar esta cerámica y la del Buen Jesús.




En su escrito el señor Tovar me dijo lo siguiente: Estuve en Brozas, hice algunas fotos y, al ampliarlas, se desveló el secreto: El origen es Triana (Sevilla), la fábrica, Ramos Rejano y el autor, Alfonso Chaves (Bollullos de la Mitación (Sevilla), 1909-Castilleja de la Cuesta(Sevilla) , 1982)”. Del que, por el momento, no sabemos nada es del otro Corazón de Jesús, el que está en la fachada del Ayuntamiento”.  Ante esto, sólo queda decir que intentaremos ayudarle.



En su escrito el señor Tovar me cuenta que “nuestra visita a Brozas fue muy gratificante. Soy extremeño del Norte, de La Vera. Ahora que estamos jubilados, mi esposa y yo, estamos conociendo Extremadura. ¿Para qué ir más lejos? Nuestro “leit-motiv” actual es la cerámica. Por ese motivo habíamos estado en Garrovillas y en Cañaveral. Pero no en Brozas. Ahora, sí. Puede Ud. usar la información y mis fotos. El espíritu de nuestra asociación -Niculoso Pisano- es que las cosas se conozcan, se aprecien y se defiendan, llegado el caso. Todo ello sin ánimo de lucro”.

Y abusando de su bondad es lo que voy a hacer, divulgar lo bueno que tenemos en Brozas y dar un apunte de su asociación, de lo que hace y de quien fue Niculoso Pisano. Siempre es bueno aprender.



Para ampliar la documentación, diremos que el proyecto Gestoso, puesto en marcha por la web www.retabloceramico.net  y la Asociación Amigos de la Cerámica “Niculoso Pisano”, consiste en la recopilación, análisis, estudio y catalogación de obras de azulejería y cerámica artística de producción trianera correspondiente al periodo que va desde el último tercio del siglo XIX hasta el primer tercio del siglo XX”. Sugiero consultar esta página en internet del Retablo Cerámico y aprenderemos muchas cosas sobre este arte.




Por último, decir que consultando a “don Google”  Niculoso Pisano fue un ceramista italiano, del finales del siglo XV y principios del XVI, viniendo a trabajar a Sevilla, donde tiene una magnífica obra en el Alcázar de la ciudad y que tuve el gusto de visitar una vez más, con motivo del Congreso de la Real Asociación Española de Cronistas Oficiales, celebrada recientemente en Carmona, aunque ya lo conociera años atrás cuando participé como redactor de las conclusiones en el Congreso Mundial de Amigos de los Museos, celebrado justamente en esta ciudad; allí hay un retablo que merece la pena conocer por ser una bellísima obra de arte como lo es también el del Monasterio de Tentudía, en la localidad pacense de Calera de León, que aún no conozco, pero sí me hago la promesa de ir a visitarlo.






jueves, 22 de noviembre de 2018

Una inédita pelìcula del actor Casimiro Ortas




         Esta noche del 21 de noviembre de 2018 se presenta una película de 1917, titulada “Los apuros de un paleto” que fue protagonizada por Consuelo Mayendía y los actores extremeños Casimiro Ortas Navarro (padre), natural de Olivenza (Badajoz) y Casimiro Ortas Rodríguez “Casimirín”, nacido en 1880 en la villa cacereña de Las Brozas, de la que tengo el honor de ser su cronista oficial, y dirigida por otro extremeño, el dombenitense Francisco Camacho.
Consuelo Mayendía y Casimiro Ortas (hijo)



         Esta película es la primera vez que se ve, ya que de los pocos metros que se conservan, se han pasado a un VHS y de aquí a un DVD. La primera noticia que se tenía de esta película está basada en los estudios sobre el cine español. El autor de esta ponencia, que estudia la biografía del actor cómico Casimiro Ortas Rodríguez (Las Brozas, 1880 - Barcelona, 1947), que trabajó principalmente en los teatros de Madrid, Barcelona, Sevilla, y otros del resto de España, incluidos los extremeños, conoció la existencia de esta película al acudir hace tiempo a la proyección de los primeros filmes rodados en España en la Filmoteca Nacional, situada en el Cine Doré de Madrid. Allí le informaron que, en una caja de zapatos, situada en el Instituto de Radio - Televisión en la Dehesa de la Villa, se encontraban unos metrajes de una película rodada por Ortas.

Francisco Camacho, director de "Los apuros de un paleto"


         Ahora se tiene la posibilidad de verse en Navalmoral de la Mata con motivo de los XXV Coloquios Históricos del Campo Arañuelo.



Basado en la obra teatral homónima de Pedro Pérez Fernández. El metraje de los fragmentos conservados es de 820 metros aproximadamente. Idioma de la versión original: Muda. "La estocada de la tarde" es el texto que aparece en el único título que se conserva de la película.

Hay escenas en una terraza, una merienda en un jardín, una calle, un tren que llega a la estación, tocar el timbre de la casa, flores, y una merienda en una casa burguesa de la época, con criados que atienden a los dueños.