martes, 23 de noviembre de 2010

La Condesa de la Encina, benefactora de Las Brozas




Estos días de noviembre se están convocando las IV Jornadas Históricas de Valencia de la Torres (Badajoz). Se celebran cada dos años y en la última edición, la de 2008, estuvo dedicada a la mujer extremeña. El cronista oficial de Las Brozas presentó la ponencia de igual título de este artículo y que ahora se resume en dos partes, uno dedicado a la condesa, María del Carmen Castilla y Orellana y otra al conde, Agustín Orellana y Marín, ambos enterrados en la iglesia de Santa María.

La villa cacereña de Las Brozas tiene dedicado un libro desde 1901 a sus hijos ilustres, publicado por el deán de la Catedral de Plasencia, don Eugenio Escobar Prieto. En su segunda edición, publicada por el Ayuntamiento en 1961, ampliada por el ilustre historiador Miguel Muñoz de San Pedro, Conde de Canilleros, se narran las biografías de casi un centenar de personas, 98 hombres y sólo una mujer. Entre los biografiados cabe citar a personajes de la talla de Nicolás de Ovando, primer gobernador de las Indias, nombrado por los Reyes Católicos; el escritor y gramático Elio Antonio de Nebrija, que residió en la villa porque su hijo se construyó allí una casa palacio; otro fue Francisco Sánchez de las Brozas, el actor cómico Casimiro Ortas, y también esa única mujer hija ilustre: María del Carmen Castilla y Orellana, VI Condesa de la Encina, natural de Trujillo.

El mérito por el que esta señora trujillana figura entre los Hijos Ilustres de la Villa de Brozas se debe a que dejó su dinero para construir el asilo de ancianos por el que ya han pasado cientos de personas mayores desde 1960, fecha de su entrada en funcionamiento.

Cuenta el Conde de Canilleros en su breve biografía que doña María del Carmen había nacido en Trujillo en 1850 y murió en la cercana localidad de Herguijuela el 6 de marzo de 1935, siendo posteriormente enterrada en la parroquia de Santa María la Mayor de Las Brozas el 4 de julio de 1940. ¿Pero cual fue la circunstancia por la que una señora trujillana mandó fundar un asilo de ancianos en una población a 100 kilómetros al oeste de su localidad natal? Todo se debe a que de Las Brozas procedían sus antepasados y también el título de Conde de la Encina.

La Fundación Condesa de la Encina

La Fundación Hogar de Ancianos “Condesa de la Encina” abrió sus puertas en Brozas en diciembre de 1960. Se le encargó su cuidado al Instituto Secular “Hogar de Nazaret”, fundada en Badajoz por el padre Luis Zambrano Blanco.


Actualmente tiene 23 habitaciones dobles, 12 de hombres y 11 destinadas a mujeres, por lo que el total de personas que puede albergar es de 46 personas. Hasta la fecha desde su apertura han pasado por allí 365 personas asiladas de Brozas, Alcántara, Villa del Rey y Trujillo, aunque también se han acogido personas de otras localidades extremeñas. En la sala de visitas del asilo hay dos cuadros obras de F. Jordá, fechados en 1914 y son las únicas imágenes que se conocen.

2 comentarios:

  1. Hola. He dado una vuelta por tu blog y me resulta bastante interesante.
    Te dejo la dirección del mío por si te apetece echarle un vistazo:

    http://hayquejodersepuntocom.blogspot.com/

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola:

    No sé quien eres "JODIDOS. No me gustan los anónimos, ni siquiera aunque sea para felicitar, pero como uno es correcto, he leído tu último "post" sobre el encuentro de fútbol Barcelona - Madrid y he añadido un comentario. Gracias por añadirme a tus "blogs" favoritos.

    Un saludo

    Francisco Rivero

    ResponderEliminar