lunes, 11 de julio de 2016

Homenaje al español en Villanueva de los Infantes



El pasado sábado, 9 de julio, se celebró en el histórico edificio de La Alhóndiga de Villanueva de los Infantes (Ciudad Real), el pueblo que consideran de Don Quijote,   un homenaje al idioma español organizado por la Universidad Libre de Infantes "Santo Tomás de Villanueva".

En el acto intervinieron el doctor Vicente Arias Díaz, viudo de la brocense Teresa Balsalobre, y gran promotor del curso, así como Crispín Gigante. Coordinó la mesa redonda la profesora Ester Villar Peláez.



Por enfermedad grave de un familiar muy cercano no pude acudir al acto, en el que debía participar como cronista oficial de la villa de Las Brozas y que tenía como miembros de honor a las Diputaciones Provinciales de Ciudad Real y de Cáceres. La conferencia magistral corrió a cargo del periodista y escritor Rafael Fraguas, bajo el tema: "La lucha por el idioma español en el periodismo".






Estas fueron las palabras que iba a pronunciar en la mesa redonda, con una silla vacía, coordinada por la profesora Ester Villar:



De cómo Francisco de Quevedo considera a El Brocense su maestro

Francisco Rivero
Cronista Oficial de Las Brozas
Villanueva de los Infantes, 9 de julio de 2016

         Hace unos años fui invitado como pregonero al Certamen Literario de  don Francisco de Quevedo en la Hospedería que lleva su nombre en la localidad de Villanueva de los Infantes. El tema expuesto fue “·de cómo don Francisco de Quevedo consideraba como su maestro a Francisco Sánchez El Brocense”.

         El patio del convento de Santo Domingo, lugar donde se halla la celda donde murió el escritor madrileño, estaba a rebosar. Y di a conocer la importancia de Sanctius, como era conocido El Brocense, en la obra de Quevedo.

         Años más tarde, un amigo mío me presta un libro de Quevedo publicado en Bruselas en 1570, titulado “Poesías de don Francisco de Quevedo Villegas, Cavallero de la Orden de Santiago, Señor de la Villa de la Torre de Juan Abad”. Pues bien, en esta original obra de más de 500 páginas, hay numerosas poesías dedicadas a las seis musas: Clío, Polymnia, Melpomene, Erato, Terpsichore y Talía, además de canciones como madrigales, décimas, quintillas, redondillas, sonetos y numerosos romances.

         El libro concluye con el capítulo dedicado a “Epitecto y Phocilides en español y con consonantes”. Con el Origen de los Estoicos y su defensa contra Plutarco y la defensa de Epicuro contra la común opinión. Este trabajo está dedicado a don Juan Herrera, su amigo, Cavallero del Abito de Santiago, Cavallerizo del Excelentissimo Señor Conde Duque y Capitan de Cavallos”.

         En el apartado de la “Razón desta traducción” es donde sale el tema de Francisco Sánchez de las Brozas” y transcribo directamente ki que dijo Quevedo:

         “Con deseo de acertar en lección tan importante, y con el recato de quien trata Joyas, he visto el original Griego, la version Latina, la Francesa, la Italiana, que acompaño el Manual con el comento de Simplicio, la que en Castellano hizo el Maestro Francisco Sánchez de las Brozas… “

         Quevedo sigue la versión del maestro Sánchez, en lugar de la Gonzalo Correas, pues incluía más materia la de El Brocense que la de éste. Francisco de Quevedo dice que la versión de Correas es más rigurosa y menos apacible y “la de Sánchez docta y suave y rigurosa en lo importante”…

         Francisco Sánchez de las Brozas, “El Brocense”, un humanista, profesor, catedrático de prima de Retórica y profesor de griego en la Universidad de Salamanca. Nació en mi pueblo – del que me honro en ser cronista oficial- en 1523, la villa cacereña de Las Brozas, y murió en Valladolid en 1600.

         Fue el autor de la Minerva, una gramática, cuyas teorías gramaticales aún siguen vigentes hoy en día, como lo demuestran los estudios de la gramática generativa del norteamericano Noam Chomsky, un gramático universal que ha sabido crear escuela. Desde 1955 es profesor de lenguas modernas y de lingüística general en el instituto de tecnología de Massachussets. Chomsky nos recuerda que un lenguaje es un conjunto de frases, todas de longitud finita y construidas con repertorio finito de elementos. Aquí se muestra el carácter generativo de la gramática, la cual, a partir de unos componentes y de sus reglas de composición, genera todas las frases de la lengua que explica.

         El autor de la primera Historia de la Literatura Española, aparecida en 1849, G. Ticknor, dijo que el Brocense era el escritor más erudito de su tiempo y el inglés Aubrey F.G. Bell, autor de una sucinta biografía de Francisco Sánchez escribió en 1925 que el Brocense “encontró tiempo para ocuparse de teología, música, drama, poesía, arqueología, arquitectura, cosmografía, astronomía, medicina, leyes, ciencia y filosofía”.

         Pero Cervantes fue un hombre que conoció a mi paisano Francisco Sánchez de Las Brozas(1523-1600), hombre estudioso de la lengua castellana en su obra “Minerva”, quien “elevó el castellano a categoría universal”, en palabras del que fuera director de la Real Academia Española de la Lengua, Manuel Alvar, profesor de este servidor en su carrera de Periodismo. Hoy los expertos de las lenguas, como el suizo Ferdinand de Saussure o el norteamericano Noam Chomsky siguen sus teorías gramaticales.

         Pues bien, don Miguel le dedica el siguiente elogio a “El Brocense” en su obra Galatea:

“Aunque el ingenio y la elocuencia vuestra,
Francisco Sánchez, se me concediera,
Por torpe me juzgara, y poco diestra,
Si a querer alabaros me pusiera,
Lengua del cielo, única y maestra,
Tiene de ser la que para la carrera
De vuestras alabanzas se dilate;
Que hacerlo humana lengua es disparate”.

         Con ello se da un avance de lo que fue nuestro ilustre paisano, un hombre que abrió nuevas rutas a la gramática, sabiendo que Antonio de Nebrija vivió en nuestro pueblo durante tres años, en el palacio que tenía en él su hijo, Marcelo de Nebrija, comendador de la Orden Militar de Alcántara.

         Yo les recomiendo a ustedes que cuando puedan se acerquen a visitar la villa de Las Brozas, un pueblecito extremeño, cerca de Alcántara y que conserva un buen trazado urbanístico –pronto será declarado Conjunto Histórico Artístico- y sobre todo conocer el lugar donde nació Francisco Sánchez el Brocense, maestro de Francisco de Quevedo y de Bartolomé Jiménez Patón, ambos personajes fallecidos en Villanueva de los Infantes.

Muchas gracias.


1 comentario:

  1. #ExtramaduraesGrande Castilla y Extremadura se entienden en Español

    ResponderEliminar