Mi lista de blogs

sábado, 23 de marzo de 2013

Chico Cabrera, el bandolero de Brozas.

               Todo el mundo sabe que en Brozas hubo a finales del siglo XIX y primeros años del XX un conocido bandolero que se llamaba Bernardo Abujeta Becerra, pero que era más conocido como “Chico Cabrera”. Se da la circunstancia que alguno de sus descendientes más que delincuente fue policía nacional y trabajó en la comisaría de Fuenlabrada (Madrid).

               Mi amigo Luis Martínez Terrón, escritor y subteniente de la Guardia Civil, escribió con el pseudónimo MAR.TE en la revista “Mando” de la Guardia Civil, publicada en septiembre de 1995 en Barcelona un trabajo titulado “Chico Cabrera, un bandolero solitario”, (que me envió por correo en enero de 2010) y del que hago un extracto para este pequeño artículo, aunque hay que recalcar que un servidor ya tiene publicado otro trabajo más extenso sobre Chico Cabrera en un número de la revista “Aldehuela”.

               Dice Martínez Terrón que Bernardo Abujeta nació el 21 de agosto de 1870 en el seno de una familia brocense de clase humilde. Fue jornalero, pero era una tarea que no le gustaba, tildado de holgazán, aunque con carácter jovial y campechano.

               Según el escritor cacereño Juan Luis Cordero (1882 - 1955), que llegó a conocer personalmente a Chico Cabrera escribió de él que “era  un mozo de poca talla, jovial, recio, gallardo y bravucón, con trazas de merchán y fama de pendenciero en 60 leguas a la redonda. Y aunque no se le conocían delitos de sangre, nada ni nadie le impedía tirar de la navaja si alguien invadía su terreno”.

               Y Juan Luis Cordero retrata en un largo romance al bandolero:

¡Tú, ventero, a los de dentro,

dales lo mejor que tengas

pollo, jamón, longaniza

y vino del de la cepa

de las viñas del Arroyo

que paga el “Chico Cabrera”!

               Y Chico Cabrera recorre en solitario durante años las grandes dehesas de la Sierra de San Pedro. Conoce todas las trochas y veredas, así como las ventas que salpican la campiña y se alzan junto a los caminos reales. Entra y sale de su pueblo cuantas veces lo cree necesario y se dedica al contrabando de caballerías. Conoce a la perfección la frontera de Alcántara, Piedras Albas o Zarza la Mayor. Sabe que de su movilidad depende su salvación, pues la Guardia Civil le seguía la pista. En cierta ocasión estuvo a punto de ser capturado en la finca “Rincón de Araya”, donde tenía una cueva  que le servía de refugio. Aunque fue denunciado por un campesino a la fuerza pública, el bandolereo logró escaparse por una salida secreta que tenía la gruta.

               A mediados de 1897 cuenta Juan Luis Cordero en su libro “Cosas de la vida” que  la Guardia Civil estuvo a punto de apresarle por la denuncia de un joven pastor. Chico Cabrera se escapó en su jaca con  un ardiz: La había herrado poniendo las herraduras al revés y dejando con ello huellas falsas. Con el tiempo castigó al pastor, por la Fuente de los Tomillares,  haciéndole comer y beber casi a reventar por la denuncia que le había hecho.

               A sus 45 años, Chico Cabrera mantenía una relación adúltera con la mujer de un molinero que tenía sus molinos por el río Salor, cerca de Herreruela. El molinero que llegaba de Brozas de llevar unas sacas de harina vio la jaca del bandolero a la puerta del molino y decidió dar media vuelta y denunciarle a la autoridad. La Guardia Civil salió hacia el molino, cuyos restos pude ver en su día llevado hasta allí por un vecino de Brozas. La pareja de la Benemérita le dijo que saliera con las manos en alto. Chico Cabrera intentó defenderse y de un certero disparo, la Guardia Civil le hirió en la zona del Salor denominada “Charco del Puente”, donde se arrojó Bernardo Abujeta herido de muerte.

Y así terminó la historia de este bandolero que no tuvo manchadas las manos de sangre pero cuya vida se convirtió durante décadas en una leyenda en esta región del oeste de la provincia cacereña. En la foto, la cueva de Chico Cabrera en el río Salor

1 comentario:

  1. Bernardo Agujeta Cabrera nace en 1833 y muere el 14 de Marzo de 1877 en el lugar que usted cita en su articulo. Tengo un escrito acerca de la vida de este mitico bandolero en la revista Baileja n4 donde aporto pruebas, partida de defunciòn y recortes de prensa de la època, que confirman las fechas que indico al principio del comentario.

    ResponderEliminar